Así cambia tu piel durante el ciclo menstrual: Cómo cuidarla

Cuando nos llega el periodo, más de una notamos cambios en nuestro cuerpo: nos duelen los pechos, se nos infla la barriga, estamos más sensibles y pensamos que comer cosas dulces como cupcakes es la solución a todos nuestros problemas.

Sin embargo, ¿has observado cómo cambia tu piel antes, durante y después de que venga la regla? La mayoría de los cambios que experimentamos son debidos a las alteraciones hormonales que sufre nuestro cuerpo, y podemos ver brotes de acné, mayor sensibilidad, o una producción de grasa más elevada.

Aquí te contamos qué esperar, y cómo puedes preparar la piel para esos días del mes:

  1. Las hormonas hacen que tu piel sea más grasa
    Estas hormonas llamadas androgenos, progesterona y estrógeno, son las que están involucradas en el ciclo menstrual y van fluctuando durante todo el mes. La proporción de estas hormonas es lo que define el estado de tu piel. Cuando incrementan el número de hormonas en la semana o dos semanas anteriores a que te venga el periodo, las glándulas sebáceas producen más aceite, por eso tu piel está más grasa.
  2. Esto puede resultar en brotes de acné
    Cuando la producción de sebo está al alza, las células en tus poros se regeneran super rápido, y cuando estas células no se desprenden fácilmente (y el aceite se acumula y se acumula por falta de exfoliación), los puntos negros y las espinillas se forman con mucha más facilidad. El exceso de aceite también alimenta las bacterias que causan el acné, lo que explica por qué nuestros períodos tienden a ser también la época del mes en que tenemos más granitos. Para ayudar a tu piel a desprender de estas células acumuladas, usa un limpiador no graso (sin aceite), el cual ayudará a prevenir los brotes. Exfolia en las semanas previas a la regla y hazte un tratamiento o higiene facial en tu centro de belleza. Nosotras recomendamos realizar en esta semana previa a la regla, el Tratamiento Probiotics que ayudará a limpiar, regular los niveles de grasa y fortalecer la función barrera de la piel.
  3. Alternativamente, la regla también puede hacer que tu piel se vuelva extremadamente sensible
    La piel se vuelve muy sensible y fácilmente irritable, en general debido a la fluctuación de hormonas. Así que no te sorprendas si tu loción favorita o esa crema con perfume de repente hace que tu piel se vuelva reactiva en estos días. Escucha a tu piel y si tienes que cambiar a productos sin fragancias durante esos días, hazlo. Es el momento de aplicar mascarillas calmantes.
  4. Finalmente, la alimentación también es importante
    Una manera de evitar los problemas de la piel relacionado con tu menstruación, es disminuyendo la ingesta de carbohidratos. Al limitar los carbohidratos (patatas fritas, dulces, panes…), ayudas a controlar las fluctuaciones hormonales.

Antes de la Menstruación:

Para esta fase recomendamos:

  1. Usar un buen limpiador no graso, por ejemplo en gel.
  2. Exfoliar bien la piel para controlar el exceso de sebo. Una higiene facial en tu centro de estética y el tratamiento Probiotics cuidará específicamente de las necesidades de tu piel estos días.
  3. Mantener la piel tan limpia como sea posible en estos días previos. 
  4. Realizar mascarillas de arcilla también ayudará muchísimo a regular la producción de sebo.

Durante la Menstruación:

Los niveles de estrógeno y de progesterona disminuyen durante esta parte del mes, por eso la piel está más seca, más sensible e irritable. Recomendamos usar productos suaves y no irritantes, que contengan ingredientes como el aloe vera, el aceite de argán, esculeno o glicógeno marino, todos ellos suaves y calmantes para la piel.

Adicionalmente, cuidar la alimentación y no caer en la tentación de la ingesta de dulces, ayudará a evitar los brotes de acné. Las tisanas son un buen aliado ya que ayudan a calmar la mente y la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *