¿Todavía no usas Vitamina C en tu rutina?

La Vitamina C es un activo que nos encanta para cualquier rutina de cuidado de la piel. A estas alturas ya sabemos la importancia de ser constantes con nuestro limpiador, hidratante y protector solar, pero a nosotras nos gusta que tengáis una rutina de 10. Y eso solo es posible incluyendo antioxidantes en tu rutina. Si no te convencimos con estas 5 razones por las que deberías usar Vitamina C en tu rutina, esperamos que con este post ya no quede ninguna duda de por qué es genial para tu piel.

Hay muchas personas que aún desconocen el poder de la vitamina C y qué puede hacer por nuestra piel. Es cierto que también hay muchos mitos alrededor de este activo que puede hacernos dudar sobre cómo utilizarlo o de si es bueno para nuestra piel… pero si analizamos cualquier rutina de calidad, veremos que contiene antioxidantes como parte principal de la rutina. ¡Y no es para menos! La vitamina C tiene un millón de estudios científicos que avalan su efectividad y sus resultados la han convertido en uno de los mejores ingredientes anti-edad junto con el retinol y el protector solar.

Así que prepárate, porque hoy te explicamos qué es la vitamina C, qué hace por nuestra piel, y cómo integrarla con total seguridad en nuestra rutina facial diaria.

¿Qué es la Vitamina C?

La Vitamina C, o ácido ascórbico, es un antioxidante hidrosoluble, con lo que es un ingrediente genial para proteger la piel desde dentro de los agentes externos como los radicales libres. Los factores medioambientales externos como la radiación, contaminación y hábitos como fumar, pueden acelerar el daño a la piel. Pero este ingrediente puede neutralizar este daño, llamado estrés oxidativo y prevenir el envejecimiento prematuro que estos causan.

Además, su uso prolongado y constante puede ayudar a iluminar, reducir la hiperpigmentación o manchas oscuras post acné, aumentar la producción de colágeno y fortalecer la barrera de la piel.

Podemos encontrar la vitamina C en diferentes formas:

  • Forma pura: L-Ascorbic acid: es la forma más efectiva pero la más irritantes. Debe estar formulada a pH inferior a 3.5 para que sea eficaz y estable, para evitar su oxidación.
  • Formas estabilizadas: MagnesiumAscorbyl Phosphate, Sodium Ascorbyl Phosphate, Ascorbyl Glucoside… Son más estables, menos sensibles a la oxidación, menos irritantes y funcionan a pH 6-7.

¿Qué beneficios tiene la vitamina C para mi piel?

¡Por donde empezar! La vitamina C tiene un montón de beneficios, entre ellos:

  • Es Antioxidante: combate los radicales libres y protege del envejecimiento prematuro.
  • Ayuda a iluminar la piel.
  • Perfecto anti-edad porque protege del envejecimiento prematuro y porque…
  • Ayuda a producir más colágeno en la piel de manera natural.
  • Reduce la hiperpigmentación (esas manchitas que se nos quedan después de haber tenido granitos).
  • Reduce manchas y rojeces: puede tratar un montón de condiciones inflamatorias de la piel y reducir rojeces.
  • Ayuda a igualar el tono de la piel.
  • Protege de los rayos UV, contaminación ambiental, y otros estresantes .

¿Cómo lo incluyo en mi rutina?

vitamina C skincare

Este ingrediente es apto para todo tipo de pieles, incluyendo las pieles sensibles o pieles con tendencia acnéica.
Sin embargo si tienes piel sensible es mejor empezar con concentraciones bajas de este activo para que no nos irrite.

  • Úsalo por la mañana junto con tu protector solar para conseguir extra protección
  • Combínala con péptidos para aumentar la elasticidad de tu piel
  • Úsalo junto con el ácido hialurónico para reducir la sensibilidad de la piel
  • Con ácido ferúlico para reparar y proteger

Productos top con este ingrediente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *